Corina Conradi: “Montar a Matthys 504 es el sueño de cualquier niña”

La jinete de adiestramiento Corina Conradi ha disfrutado a Matthys 504 ahora de 8 años bajo silla de montar desde que éste tenía tres años. Mientras tanto, la pareja ha avanzado al nivel de Light Tour. Campeón de la Inspección de Sementales, Matthys 504 está disfrutando de un lugar en el centro de atención y eso incluye a Corina también. Lo que a esta jinete sin pretensiones le lleva un tiempo acostumbrarse: “Trabajar con los caballos en la comodidad de mi propia casa es más mi estilo”.

Hace doce años había una vacante en el equipo de jinetes de la Prueba de Rendimiento de la KFPS y Corina fue aceptada. De la primera colección que montó en el 2008, se aprobaron sementales como Pier 448 y Stendert 447. Cinco años después fue su último año en el equipo y uno de los sementales que recibió su permiso como semental fue Hessel 480. “Teníamos un equipo terriblemente bueno”. Al principio, observaba principalmente a los caballos, como caballos para el deporte, pero esta idea cambió, ya que un buen semental para el deporte no es lo mismo que un semental de cría. Durante este tiempo he montado muchos sementales de alta calidad y he aprendido muchísimo. Para nosotros, los jinetes, el objetivo era presentar a los sementales de la mejor manera posible. Eso no siempre es fácil, especialmente porque los sementales son jóvenes y el día de las pruebas, el escenario es completamente diferente. “Cuando se le preguntó si hay un semental en específico de ese período que siempre haya permanecido en su radar, Corina respondió: “Wimer 461, a sus tres años era un potro fantástico. Ya que producía al jinete una gran sensación y era increíblemente bueno en las transiciones. Todo el mundo podía subirse a su silla y despegar, realmente un caballo maravilloso”. Corina estuvo sobre la silla del Campeón de la Inspección de Sementales Matthys 504 cuando solo tenía 3 años y lo llamó: Milan fân stal Bellefleur. Ella condujo a este hijo de Norbert 444 al predicado Sport después, el cual participó en la Inspeccion Central a los 6 años y fue aprobado. Justo antes de que todas las competencias de adiestramiento se detuvieran debido al brote del Covid-19, Matthys 504 recibió el predicado Elite. “Montar a Matthys 504 es absolutamente el sueño de una niña. Tuvimos un clic instantáneo. Es un caballo muy ansioso y con muchas ganas de aprender. Siempre feliz y alegre, no tiene ni una pizca de mal humor.

Matthys tiene un toque de la misma sensibilidad que tienen los caballos KWPN, es tremendamente listo y tengo que trabajar mucho para mantener eso bajo control. Él es un caballo de clase mundial. Mientras tanto, los servicios de monta se han convertido en parte de su vida laboral, pero lo bueno es que no hay signos de que esto influya en sus actuaciones en el deporte.
Hace dos años, Corina montó la talentosa Crown Yersie C. (Hessel 480) quien obtuvo la victoria en la Copa Talento Frisón. En la prueba IBOP que este binomio completó a principios del año pasado, Yersie obtuvo 89 impresionantes puntos, lo que la convirtió en Crown Permanente. En todos los caballos que ella enseña y monta sobre el albardón, Corina aplica los mismos principios básicos: “Los caballos deberían dejarse montar por naturaleza, aunque no los presiono demasiado o los ayudo demasiado, sino que prefiero darles más libertad”.

Artículo anteriorSietske Veenje: creando unión
Artículo siguienteTieme Visser: “Es mejor un día en inspecciones que una semana de vacaciones”